Cuidado con estas trampas comunes al comprar un carro usado

Mar 21, 2024

1) Vendedores que le digan “compre aquí, pague aquí”

Si el vendedor le dice que le pague directamente a él, es un vendedor tipo “compre aquí, pague aquí”. Calcular el financiamiento es un proceso complicado que necesita registros exactos y manejar documentos bajo fuertes reglas del gobierno. Algunos vendedores tipo “compre aquí, pague aquí” esperan que el comprador deje de pagar el préstamo para que ellos puedan recuperar el carro y vendérselo al siguiente comprador. Aunque no todos los vendedores tipo “compre aquí, pague aquí” son fraudulentos, es mejor evitarlos. 

2) Financiamiento yo-yo

Recuerde: si firmó el financiamiento con el vendedor, su financiamiento no es definitivo cuando se va del lote. El vendedor tiene 14 días para encontrar un prestamista dispuesto a comprar el préstamo bajo los términos que usted firmó. Si el vendedor no puede encontrar un prestamista dispuesto a comprar el préstamo, es posible que le llame y le pida que vaya al lugar para firmar nuevos documentos de financiamiento. 

Si pasa esto, la ley le da a usted el derecho de anular el acuerdo y recuperar su dinero (incluyendo el depósito y su coche de intercambio). El vendedor puede decirle que debe comprar el carro porque firmó el contrato. Puede insistir en que firme nuevos documentos (con una tasa de interés más alta) o que cubra la cantidad total de la compra. Esto NO es cierto. Supongamos que no hay ningún daño en el coche. En ese caso, el vendedor solo puede cobrarle por su uso si le informa (por carta o comunicación electrónica) que no pudo obtener financiamiento. Aunque en este punto no es posible obligar al vendedor a mantener el acuerdo original que firmaron, usted no tiene la obligación de firmar un nuevo financiamiento con términos distintos.*

* Sí, es correcto. El vendedor siempre tiene la opción de deshacer el trato si no encuentra un prestamista para financiar su compra. Si esto le parece inaceptable, bienvenido al club. La OCJ está trabajando para hacer cambios en las políticas para obligar al vendedor a cumplir los contratos que firmen.

3) Solicitudes de crédito falsas

Si solicita financiamiento del vendedor, es muy probable que este le pida que llene una solicitud de crédito. A veces, el vendedor infla sus ingresos para obtener un mejor financiamiento. No acepte poner información falsa en una solicitud de crédito (o cualquier documento). El vendedor y la entidad financiera pueden culparlo de fraude si algo sale mal. Además, no firme ninguna solicitud de crédito con espacios en blanco que llenará el vendedor. Esto le da la oportunidad al vendedor de inflar sus ingresos y culparlo a usted si algo no funciona. 

4) Anticipo diferido

Es posible que el vendedor le diga “puedo obtener financiamiento en la tarifa que prefiera si ofrece X dólares más”. Si no tiene el dinero para dar un anticipo más alto, el vendedor puede ofrecerle un plan de pago del anticipo por separado. Esto se llama “anticipo diferido” y significa que tendrá que hacer pagos al vendedor además de sus pagos mensuales regulares de su coche. Incluso si puede costear el plan de pagos, por lo general, aceptar un anticipo diferido no es una buena idea. Es mejor evitar los anticipos diferidos. Aunque técnicamente es legal, es raro que los vendedores cumplan con todos los requisitos para tener un programa válido de anticipo diferido.

5) Ajuste de equidad negativo

Supongamos que quiere comprar un carro y entregar su coche actual como parte del pago, pero debe pagar más del valor de su cambio. En estas situaciones, el vendedor puede inflar el valor del coche de cambio y el precio de compra de su nuevo carro. Esto se llama “ajuste de equidad negativo” y es ilegal. Básicamente, es un fraude contra el prestamista para ganar financiamiento por su compra. Si algo sale mal, el prestamista puede culparlo por ser cómplice en la falsificación de la transacción. 

6) Título

¿Y mi título? La violación más común, que da como resultado una multa del Departamento de Vehículos de Motor (DMV) para el vendedor, es que no entregue el título del coche al comprador de inmediato. Contrario a la creencia común (y al sentido común), es perfectamente legal que los vendedores vendan un carro sin tener su título. Los vendedores suelen comprar coches con créditos y planean liquidarlos después de la venta. La ley exige que el vendedor entregue el título en los 30 días siguientes a la venta, pero es muy común que no cumplan con la fecha límite. Por lo general, el comprador le paga al vendedor para que procese el papeleo para transferir el título ante el DMV si la venta se cierra. Entonces, el título normalmente se envía al prestamista. Por esta razón, a veces, el comprador no nota que el título no se ha transferido al nombre del consumidor durante varios meses. Si usted sigue esperando recibir su registro del DMV 45 días después de la compra, debe comunicarse al DMV. Pregunte si recibieron la solicitud del título del vendedor. Si no se ha entregado dicha solicitud, debe denunciar al vendedor ante la Unidad de Investigación de Vendedores del DMV al teléfono 503-945-5281. Si esto no funciona, contacte a un abogado que le ayude a obtener su título.

7) Complementos sin valor

Cuando está en la oficina de finanzas para firmar los papeles de compra, el gerente de finanzas tratará de venderle todos los complementos o productos de terceros posibles. Los vendedores suelen obtener más dinero de los complementos que de los mismos coches. Aunque algunos gerentes de finanzas son honestos, otros incluyen los complementos automáticamente y esperan que usted firme el contrato sin notarlo, por eso es muy importante que lea con cuidado todos los documentos antes de firmar algo. Estos son los complementos más comunes que se incluyen en las ventas de carros:

Contrato o garantía de servicio

Muchas personas les llaman a estos contratos “garantías de terceros”, pero son contratos de servicio, no garantías. Mientras el vendedor da una garantía sin cargos, un contrato de servicio cuesta dinero extra y una parte del precio se envía a un administrador externo. La calidad de los contratos de servicio cambia dependiendo del paquete y la compañía del contrato de servicio; su precio también puede ser muy diferente. Antes de comprar un contrato de servicio, es importante leerlo con cuidado y saber si es una buena idea. Por lo general, el vendedor se queda con el 50-70% del precio del contrato de servicio como ganancia. También puede comprar contratos de servicio directamente a la compañía que los ofrece o ver si es una opción en su institución financiera.

Exención/contrato de GAP

Aunque la mayoría de los vendedores le dicen “seguro de GAP”, las exenciones de GAP NO son un seguro de GAP. En 2015, la legislatura de Oregon aprobó una ley que le permite a los vendedores vender exenciones de GAP. Desde entonces, todos venden exenciones de GAP en lugar de seguros de GAP. El seguro de GAP cubre al comprador si este tiene un accidente y la cantidad restante del préstamo es mayor al valor del carro; la compañía del seguro de GAP paga la diferencia. Una exención de GAP es un acuerdo donde el prestamista promete no reclamar la diferencia en caso de un accidente o robo. El resultado para el cliente puede parecer el mismo, pero las exenciones de GAP son mucho más riesgosas que el seguro de GAP. Esto se debe a que los prestamistas con frecuencia no entienden lo que son las exenciones de GAP y las tratan como si fueran seguros de GAP. Cuando hay escasez después de un accidente o robo, el prestamista esperará un pago del administrador de GAP. Pueden demandarlo a usted para obtener este dinero si no reciben un pago por la cantidad restante.

Protección/etch contra robo

A estos productos se les suele llamar “etch” (grabación), ya que algunos acuerdos marcan el VIN (Número de Identificación del Vehículo) en el parabrisas para bajar la probabilidad de robo. Estos contratos básicamente son un seguro contra robos, pero es muy difícil hacer una demanda al respecto y, normalmente, tienen un límite muy bajo con respecto a lo que podría recuperar. Evite esta protección contra robos.

La lista sigue con muchos más productos que no se mencionan aquí. Es buena idea revisar con cuidado los términos de estos productos antes de comprarlos.

8) Ventas a consignación

Una venta a consignación es cuando un cliente le compra un coche a un vendedor mientras el carro sigue siendo propiedad de alguien distinto al vendedor. Es más común con las autocaravanas y casas rodantes, pero algunos vendedores a consignación también venden carros y camiones. Si quisiera vender su autocaravana a consignación, puede llevarla a un vendedor de casas rodantes que la vendería por usted a cambio de una comisión. Cuando alguien compre su autocaravana, el vendedor debe darle los ingresos por la venta dentro de 10 días. 

Tenga mucho cuidado con cualquier venta a consignación, tanto si va a comprar como a vender su carro. Aunque no todos los vendedores a consignación hacen fraudes, ya han pasado casos de personas de Oregon que venden coches en consignación sin pagarle los ingresos de la venta al consignador (o propietario original) y huyen con el dinero. Cuando ocurre esto, tanto el propietario original como el comprador son víctimas de fraude. El propietario original, comprensiblemente, no cederá el título y el comprador no regresará el dinero, y eso termina en una situación terrible.

Sign Up For Our Newsletter